Rss

Teatro para hablar de sexo con el pico fino

La comunidad valenciana se enorgullece de presentar a Salva Bota, este director de escenas dramáticas sobre tablas teatrales fue licenciado como tal durante el año 1982 por medio de la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia, a principios de los años 90’s dio un giro a su carrera en el arte dramático para desempeñarse como director, es así como comenzó su larga trayectoria en el teatro, desde esa época aparte de dirigir algunas obras de la ciudad también trabaja como coordinador de la dirección artística del majestuoso Centro Dramático Nacional, este puesto lo ha ocupado por unos 6 años dando siempre lo mejor de sí, gracias a su prestigio este director ha trabajado en más de una oportunidad en el prestigioso festival Valencia Escena Oberta o mejor conocido como festival VEO, es así como ha dirigido diferentes espectáculos teatrales muy reconocidos, por ejemplo: “El perro del hortelano” ideado por Lope de Vega durante el año 1998, Malignas coyunturas escrito por Giovanni Clementi en el año 2001,  Far away (Lejos) escrito por Caryll Churchill en el año 2002, Delirio a dúo escrito por Ionesco en el año 2008, La rosa de papel ideado por Valle-Inclán en el año 2009, Días felices de Samuel Beckett durante el año 2010, los Teatros del Canal o Munchausen escrito por L. Vilanova en el año 2011 y muchas otras producciones independientes.

Actualmente Bolta va a cumplir un cuarto de siglo desempeñándose como director escénico sobre las tablas del teatro, desde la cabeza de Happy End el director Bolta también apodado como “busca insignia” por la consejería de Educación, Cultura, Investigación y Deportes del proyecto Teatro del Pueblo Valenciano, hace tres años luego de haber sido elegido para dirigir el conocido festival Escena Contemporánea de Madrid, Balto asegura que al finalizar las ayudas estatales que se envían al teatro tendría un impacto negativo “lo veo todo parecido a la epidemia y cuando esta pase podremos ver cuántos muertos ha existido, el número de gente que ha desaparecido y cuantos quedan con la esperanza de pertenecer al teatro, va a desaparecer mucho pero lo que queda será muy fuerte y gracias a esa fuerza, esperanza y rabia se forjará el teatro del futuro”, sin embargo, Bolta recalca que esta etapa aún “no se ha superado”, es por eso y más que podríamos decir que la suya es una de las figuras teatrales que se ha encargado de fortalecer el amor por las obras de teatro español, ejecutando diferentes proyectos en varios territorios entre los cuales se puede mencionar al festival tercera semana, que a más tardar para el mes de junio del 2017 va a estar impulsando algunas nuevas ideas de obras nacionales del curso dirigido a la Asociación de Empresas de Artes Escénicas de la Comunidad Valenciana.

Actualmente como director de las escenas de comedia en valenciano con diferentes canciones que es Happy End, esta es la obra que ha logrado recuperar el pueblo valenciano gracias a una gran producción que pronto estará en las fechas cercanas en los teatros principales de Castellón, Alicante y Palma de Mallorca, Bolta en una conversación con CulturPlaza expone una obra en la cual Generalitat y la Diputación de Valencia ha logrado obtener una suma de 220.000 euros, esta obra cuenta con catorce actores más siete músicos sumado a un gran reparto técnico de gran altura entre el que quizá se va a destacar el éxito del proceso de adaptación de las letras que se encuentran dentro de las canciones de Kurt Weill, este se encuentra a cargo de Arcadi Valiente y la dirección musical se encuentra bajo la responsabilidad de Jesús Salvador “Chapi”, cuando le preguntaron ¿cómo era trabajar con la obra Brecht? este director respondió:Para mi es un honor siempre representar a Brecht ya que cualquiera de los grandes maestros del teatro durante el siglo XX, siempre es momento para Brecht ya que, personalmente creo que lo tenemos que hacer es un teatro completamente comprometido con la comunidad a quien se le presenta, una función teatral como esta representa a la sociedad valenciana, no se mete demasiado con la política pero tiene esa cierta chispa o ese ligero toque de veneno que se siente cuando se acerca a hablar un poco de lo que esté dentro de un contexto político haciendo énfasis en el triunfo del capitalismo, una situación que está demás decir que se encuentra presente en nuestra sociedad”.

La siguiente pregunta de la más reciente entrevista que le realizaron decía: Brecht es una gran producción musical y escénica del pueblo valenciano, ¿los que trabajaron en esta obra se encuentran preparados para tanto riesgo?, quizás sea un problema que alguien espere grandes cifras de éxito cuando se enfrenta al público una propuesta teatral como lo es esta; a lo que Bolta respondió: “Estoy totalmente de acuerdo en la idea de que no estamos acostumbrados a este tipo de riesgos, no nos han adaptado a este tipo de situaciones donde se cuestione la política en una obra de teatro admirada por muchas personas, pero en esta oportunidad vamos a hablar sobre la política además de diferentes situaciones culturales y yo me siento orgulloso de ser el director de esta obra, a mi parecer necesitamos tener los pies en el presente mientras mantenemos la mirada en el futuro, es cierto que la política cultural y teatral de la ciudad ha sido olvidado durante todos estos años”. ¿Porque elegir Happy End?– “La propuesta del autor y la de la obra me ha llegado directamente desde Culturart, lo que yo conozco desde mi experiencia como director es que Brecht y Tenesse Williams tienen algo en común: son autores con una personalidad muy compleja en cuanto a los derechos humanos, así que esta propuesta no era una obra sencilla de dirigir, por lo tanto la tomé como un reto que debía aceptar”.

¿La producción de gran formato que posee la obra la hace viable para una gira por diferentes localidades españolas?– “La verdad es que Happy End es una obra menos compleja de lo que parece, aunque todos sabemos que es una producción teatral muy grande y que solo puede llegar a ciertos teatros de un determinado tamaño, actualmente tenemos planteada una gira muy interesante gracias a que pudimos reutilizar gran parte de la escenografía con restos de materiales que se encontraban en diferentes almacenes pertenecientes a Teatres de la Generalitat, al igual que somos conscientes de que transportamos a 14 actores y 7 músicos en un circuito reducido del país”. ¿La obra se llevará a cabo en Cataluña?– “Bueno yo como director de la obra no puedo darte respuesta, habría que preguntarle al pueblo catalán si quiere que Happy End los visite en su ciudad, creo que puede ser una gran influencia más la cantidad de propuestas artísticas que poseen en esa nación, la agenda de los espacios que se encuentran “disponibles” es muy apretada pero Culturart va a impulsar esa voluntad por parte de los teatros catalanes que se encuentran seguros de que desean impulsar nuevamente ese amor por el teatro en los jóvenes y adultos, Happy End aparte de dejar un mensaje social quiere rescatar nuevamente ese cariño por el teatro que se ha dormido luego de que el cine y la tecnología se apoderó del mundo, lo considero como mi pequeño grano de arena para contribuir al renacimiento del teatro”.

No dejes de compartir en tus redes sociales este artículo.

Comments are closed.